Acerca de Juan Pablo Gómez Martín

Desde que tenía apenas 8 años mi vida aún sin saberlo, iba a quedar anclada a este deporte. No sabía en esas primeras zancadas de disfrute y diversión que poco más de dos décadas después iba a seguir dándolas con la misma ilusión y entusiasmo que entonces y que aquel deporte-juego se iba a convertir en el centro de decisiones y acciones de mi vida. Primero como atleta, notando en mis carnes las alegrías y los sinsabores que ofrece este maravilloso mundo llamado ATLETISMO y más tarde como entrenador, cuando vestido de joven de 18 años me planté delante de un papel a planificar lo que sería mi primer plan de entrenamiento, aún sin experiencia, sin formación y también sin la destreza y el análisis necesario para afrontar con garantías y eficacia el proceso de mejora del atleta. Ahora, con casi 15 años de experiencia como entrenador. Cuando creo en la REFLEXION-ANALISIS-TRABAJO-REFLEXION como bucle de trabajo; Cuando me entusiasma leer libros de metodología, de nutrición, de biomecánica, de fisiología; Cuando me transformo en un adicto al running; Cuando amo más que nunca este deporte; Cuando he sentido la victoria y la derrota con la impotencia que produce el no poder hacer nada desde la barrera; Cuando he visto ganar medallas en Campeonatos de España, conseguir Internacionalidades y vivirlas desde dentro; Cuando he visto lesiones, anemias, frustraciones; Cuando he visto a un atleta caerse y perder todo o cuando le he visto levantarse una y otra vez; Cuando me siento culpable cuando algo no sale bien y cuando agradezco el arrojo y esfuerzo del atleta cuando sale. Ahora y sólo ahora creo que es el momento de abrirme en el proceso de crecimiento como entrenador y ayudar a todo aquel que desee compartir conmigo alguna que otra hora de diversión porque sé que en esa ayuda, éste que escribe se convertirá en mejor profesional de este deporte.

VALORA LO CONSEGUIDO

Te escribo a ti, querido pasado, para cuando nos encontremos y seas mi amigo.

Aún no, no lo eres. Coqueteas conmigo y a veces, amigos tuyos me hacen que quiera saber de ti. Pero no, no es el momento. Quizás, algún café o alguna pausa tranquila en el sofá, pensando en ti. Pero aún no quiero lazos que me hagan pensar en ti demasiado.

 

ENTRENADORATLETISMO

Sé que en tu pandilla estáis bien rodeados. El correr manda y después, la velocidad, la resistencia, la recuperación, el ritmo, el puesto y la marca y un largo etcétera de situaciones vividas hacen acto de presencia a tu lado.

 

Tienes tatuado 1991 como el año en que te vi por primera vez. Corría, sí, sólo corría. El 2000 grabado a fuego, comencé a entrenar y tú te acuerdas perfectamente.

 

Quería escribir unas líneas para recordar, para que cuando formen parte de ti, querido pasado, pueda leerlas con nostalgia. Qué suerte tener un espacio al que volver con cariño.

 

Tú, que lees esto, sabes perfectamente de lo que hablo. De que hay que aprovechar el momento y disfrutar. No quejarse tanto, no sacar tantos “peros”, ni ser tan negativos porque la situación, corriendo y en el atletismo, llegará a ser peor. Sí, será peor y mirarás al pasado. Y sí, te darás cuenta que no debías haberte quejado, ni lloriqueado, ni molestado.

 

Llegará el día en que la velocidad que alcanzas y el ritmo que llevas hoy, querrás y desearás tenerlo. Ahora te quejas y seguro, te acordarás de él y querrás volverlo a tener. Dentro de 10 años o de 15, nada será igual. No esperes a darte cuenta para disfrutar el hoy.

 

entrenaymejora

 

Llegará el momento en el que tu resistencia, tu aguante, no te permitirá hacer tantos km. No podrás. Y sentirás con orgullo, al contarlo, las tiradas que hacías. ¿Es necesario esperar 15 años para sentirte orgullosos en vez de estarlo hoy?.

 

Llegará la situación en la que no le des valor al puesto ni a la marca. No podrás hacerlo, simplemente porque no formará parte de tu ambición sino que estará en un segundo plano. Recordar con anhelo lo que fuiste capaz de hacer te llenará de alegría. ¿Es necesario esperar unos cuántos años para valorar lo que haces antes de ser feliz con lo que haces hoy?

 

Y sí, llegará la necesidad de tener que recuperar más para seguir haciendo lo que te gusta. Necesitarás más descanso para poder salir a correr y no sentirte agotado. Llegará el momento que el placer será ese, correr. Sin exprimirte, sin exigirte, sin forzarte. Necesitarás más recuperación para hacerlo y correrás menos días, aquellos que las alarmas del organismo te dejen. ¿Es necesario llegar a ese día en vez de disfrutar de la posibilidad de correr bastantes días a la semana (los que quieres) como haces hoy?

 

Querido pasado, quiero darte la razón cuánto más tarde mejor. Quiero que me enorgullezca al tenerte conmigo cuando seas mi amigo Pero aún hoy, querido pasado, déjame que siga abrazado al presente que en su pandilla están la felicidad, la actitud positiva, el valor de las cosas y los momentos, la sensación de mejora y las ganas de exprimirme.

 

Querido pasado, constrúyete con toda la ilusión del mundo. Llénate de experiencias y carreras. Rodéate de las mejores personas. Siente los mejores ritmos. Bebe de la satisfacción y come mucho del HOY y del día a día, son sanos y te harán durar más.

 

Te espero en el futuro, espero que también con tu pasado.

 

  • Da valor a lo que consigas
  • Que la exigencia no te agote/agobie
  • Disfruta como plato principal sin esperar al postre
  • Corre y exprímete lo que desees
  • Comparte momentos en entrenos y carreras
  • Mantén la positividad

 

entrenadoratletismo

Juan Pablo Gómez Martín

Entrenador Nacional Atletismo

Alto Rendimiento

@juanpacoach

http://www.entrenadoratletismo.com

Anuncios

Vanessa Silva: Una Mamarunner gemelar

Me presento: Soy madre gemelar a tiempo completo, enfermera de profesión y corredora en mi tiempo libre.

Lo mío era ir a andar, hacer mi particular ruta del colesterol. Correr ni se me pasaba por la cabeza, a pesar de convivir con un deportista nato que en alguna ocasión consiguió sacarme a rodar hace ya muchos años.

Soy muy calculadora y así hace 6 años la idea de ser madre pasó por mi agenda de la vida. Decidí por entonces cuidarme más de cara a que mi cuerpo llevara mejor un embarazo y empecé a dar la “vuelta chica” en el parque donde habitualmente entreno ahora. Eran unos 6 k de rodaje  3 o 4 días en semana, sólo por disfrute y despacito. Quedamos los últimos en la San Silvestre de Don Benito de aquel año, pero acabarla, ¡fue todo un logro!

Entre tanto, hubo parones varios, como un embarazo que acabó en aborto y después un embarazo gemelar que me hizo madre hace 3 años por partida doble de 2 pequeñas que llegaron para revolucionar mi cuerpo, mi alma y mi mente.

Absorbida en tiempo y cuerpo por la maternidad y lactancia, decidimos en el Consejo de padres (osea él y yo) que el running sería el mejor aliado como opción de “me-time”  para ambos y para inculcarles a ellas todos los valores que un deporte conlleva, como si de un reflejo de lo que es la vida se tratase.

vane3

Disponíamos de una baza importante, cosas de familia, el entrenador lo teníamos en casa. Y para más suerte, no uno cualquiera, sino el mejor. ¡Entrena y mejora es nuestro lema!

Se planificaron 3 salidas a la semana, 3 horas semanales para cada uno, 3 entrenos, 3 relevos que hacer entre papi y mami para que las peques siempre estuvieran con alguno de los dos en el parque. Y así seguimos.

Empezaron las sorpresas cuando veía que asimilaba entrenos y cumplía los objetivos. Comencé a participar en carreras populares y encima ¡conseguía podiums! Al principio sólo por categoría y después incluso en la general. Y la verdad, una recompensa escénica al esfuerzo realizado siempre ayuda.

Primero me limitaba a seguirle a él, mi compañía inseparable, mi liebre. Ya después me fijaba tiempos de salida y recalculaba en carrera las opciones dentro de mis posibilidades.

Sé sufrir, esa es mi baza, según dicen. Quizás sea cierto, pero también soy de la creencia de que todo lo que me proponga puedo conseguirlo.

En lo más alto he subido en 2 ocasiones: un primer puesto en una milla en abril de 2017 y en Cross 10k Talavera la Real en abril 2018.

vanetalavera.jpg

Sensación única el ganar una carrera y como siempre digo, al menos ya sé qué es lo que se siente. ¡Eso que me llevo!

Pero la mejor sensación corriendo hasta ahora ha sido en la San Silvestre de 2017, ese 4’07” por k de media en algo más de 5000m es mi mejor tiempo realizado y fue una gozada de carrera. Si la vida son momentos, éste es uno de los míos.

Me motiva sentirme bien, ocupar mi tiempo libre con salud y no bajar el rendimiento, porque una vez he llegado a un punto quiero al menos mantenerlo, pues el camino no está exento de esfuerzo.

Intento aprovechar al máximo ese rato de que dispongo, siempre encapsulado entre el trabajo y la vida familiar.

“Se hace lo que se puede” respondo a quién me pregunta cómo hago para sacar tiempo para entrenar. Con eso me refiero a que hay que priorizar, nunca descuidar la maternidad ni las personas importantes, sí mantener mi ratito de entreno así sea con frío, lluvia o calor….y quitarle tiempo a otros menesteres que he descubierto no tienen relevancia.

Disfruto corriendo y compartiendo con mi marido una afición pero disfrutamos más viéndolas a ellas aprender con nuestro ejemplo, calentar con nosotros en el parque antes del entreno, de sus caras de ilusión por el babyrunning, del ambiente familiar que nos inunda, que nos vean y animen en carrera y de subirlas conmigo al podium.

img_4152.jpg

¿El próximo objetivo? Seguir entrenando y mejorando. Y si puedo llegar a correr un 10k a 4′ mejor que mejor….aunque aún me queda para eso….todo llega.

entrenadoratletismo

 

 

 

 

Juan Pablo Gómez Martín

Entrenador Nacional Atletismo

Alto Rendimiento

@juanpacoach

http://www.entrenadoratletismo.com

LA OBSESIÓN POR EL LOGRO

¿Qué pasa si no consigues el objetivo? ¿Qué cambios se producen en tu vida?¿Qué cosas cambian a tu alrededor?

Es inevitable querer mejorar, el gusto de ser capaces de traspasar la frontera de nuestra marca, esa que un día nos hizo mejores, esa que un día nos puso a prueba y la vencimos, claro que sí. Pero ¿a cualquier precio?.

cruzatulimite

Nuestras decisiones siempre involucran que para ellas, pagaremos un precio. El que sea, de mayor o menor valor, de mayor o menor duración, pero siempre hay que pagarlo. Llámalo tiempo, llámalo sufrimiento, llámalo vida social, llámalo dolor, ponle el nombre que quieras pero está claro que siempre que tomamos una decisión hay que sacrificar ciertas cosas.

Esto no significa que no tengamos los pies en la tierra, que no seamos capaces de ver la realidad y saber qué cosas puedes plantearte conseguir cuando estás en una línea de salida.

Tú eres lo que eres con tus defectos y virtudes pero no eres más de lo que eres. Aunque esto sea una obviedad el hecho de pensar que somos más de lo que somos nos hace equivocarnos y centrados en el mundo deportivo, nos hace tomar decisiones que nos perjudican sobremanera.

Tú no eres profesional de esto (si lo eres y me estás leyendo, siéntete afortunad@) y por tanto, no tienes por qué pagar el precio que pagan ellos. Lo hacen por una contraprestación (trabajo) económica, social y deportiva. Claro que tienes las mismas ganas o más de mejorar, de conseguir tal o cuál marca, pero recuerda que eres lo que eres y no más de lo que eres, aunque también tengas un beneficio social o de salud.

El beneficio social no es renunciar a tu vida social por una foto en una meta, privarte de ciertos caprichos o disfrutar de tu familia. Esto de correr lo elegiste porque te hace disfrutar, no para quitar de tu vida todo lo que te hacía disfrutar por esto. Debe ser un complemento para tu felicidad. Correr por placer, por superación personal pero no vivir obsesionados con un entreno o con la marca de la carrera. HAY QUE DISFRUTAR DE CADA ZANCADA SIN OBSESIONES.

Si no sale, ¿qué pasa? Pues que hay bastantes diferencias en función de cómo hayas recorrido el camino:

a) Puedes haberlo recorrido disfrutando (lo recomiendo), dando todo en tus entrenamientos, sí, pero sin renunciar a nada. Disfrutas de tus hijos y de tu pareja, de una cena, de una fiesta, de un fin de semana de relax, del cine, de acostarte tarde un sábado porque se tercia, de buscar un hueco antes o después para “salvar” ese día y no cumplir el entreno, sino simplemente salir a correr.

b) Puedes haberlo recorrido siendo más de lo que eres. Comportándote como un profesional. Esclavizado por los tiempos de las series o por haber perdido 1”/km en el rodaje (¡1”!), por no comer tal o cuál cosa, por dormir lo mejor y máximo posible, diciendo no a esa cena de amigos o a esa comida de amigas. Renunciando a un paseo tranquilo porque hoy toca fuerte. Cabread@ contig@ mism@ porque no te ha salido el entreno, etc.

Como ves, todo esto produce un desgaste emocional, un peaje que hay que pagar antes de ponerse en una línea de salida. Seguramente ambos perfiles de personas querrán hacerlo lo mejor posible en una prueba determinada pero las consecuencias ante un revés (y lo habrá siempre) son totalmente diferentes.

El exceso de presión, de ilusión, de expectativa ante un logro hace que estemos alejados de nuestro punto de inicio, de nuestro estado emocional normal y por ende, las consecuencias ante el error y ese alejamiento de la realidad hace que afrontemos una decepción desde la catástrofe más profunda.

¿Merece la pena sacrificarte como un profesional sin serlo?¿Merece la pena ese segundo de mejora teórica que a veces por la presión no termina de llegar? ¿Merece la pena renunciar a disfrutar de sólo correr cuando puedes disfrutar muchas cosas incluida correr?¿Merece la pena estar tan jodid@ por un simple resultado?¿por un objetivo que puede intentarse una y otra vez?¿Puede hundirte un mal entrenamiento y/o carrera?

Si haces esto para disfrutar te aseguro que vas a estar muchos años corriendo, vas a poder conocer gente maravillosa a la que dedicaras tiempo, verás lugares increíbles a los que querrás volver (y volverás), conocerás tu cuerpo como mucha gente no lo siente, sabrás interpretarlo, cuidarlo, mimarlo y entenderlo. Tendrás vitalidad, te notarás enérgic@. Vivirás ilusionad@ con las carreras, con tus marcas, tus entrenos y tus logros pero no esclavizados y presionados. Correr, es sólo correr.

entrenador-atletismo

Con estas líneas no digo que renuncies a tu mejora, a tu exigencia, a tus ganas de mejorar o a tus sueños deportivos. Simplemente, te aconsejo que mires desde otro prisma todo eso. Si tienen que llegar, llegarán y está claro que cuando nos marcamos un entreno no todo es de color de rosas y que sufrir, vamos a sufrir, pero no renuncies a aquello que te hace feliz y lo reemplaces. Intenta cohabitar con todo, será más reconfortante y placentero. Haz que ese sufrimiento te aporte placer, compártelo y ayuda a otr@s a mejorar, es espectacular compartirlo.

 “Una persona no vale más por su marca que por su persona”

cropped-blog.jpg

 

 

 

Juan Pablo Gómez Martín

Entrenador Nacional Atletismo

Alto Rendimiento

@juanpacoach

http://www.entrenadoratletismo.com

CORRER A BAJAS TEMPERATURAS

entrenadoratletismo

Debido al frío que nos acompaña en este periodo he considerado conveniente dar algunas nociones sobre la manera de afrontar los entrenamientos y las competiciones con bajas temperaturas como así hiciera ya respecto a los entrenamientos que se pueden hacer con calor o los inconvenientes de entrenar a altas temperaturas.

Tenemos que tener en cuenta como eje fundamental con frío que el cuerpo necesita una temperatura óptima de trabajo para desarrollar sus capacidades al 100% y que si no alcanzamos esa temperatura podemos tener inconvenientes/problemas que surgen en nuestros entrenamientos/competiciones.

Tú que sales de manera asidua a correr sabes que no alcanzamos la misma temperatura corporal el día que hacemos un rodaje suave que el día que nos exigimos en un entreno duro. Las exigencias a nivel respiratorio y cardiaco (sangre repartida por el cuerpo) no son iguales y esto hace que incluso la temperatura corporal a ritmos suaves descienda cuando realizamos entrenos de más de 1h. Este punto de partida nos ayudará a escoger el tipo o cantidad de ropa que utilizaremos para salir a entrenar (* a partir de ahora cuando me refiera a entrenamiento también lo puedes asemejar a competición) y tendremos que decidir si abrigarnos más o menos en función de ello.

Otro punto a considerar sería el calentamiento. Antes de salir al exterior debemos aprovechar para aumentar la temperatura de los músculos, bien con movilidad articular, técnica de carrera o el uso del Foam Roller (puedes darte cachetes en los músculos para solicitar riego sanguíneo en la zona o frotártelos con las manos). Será conveniente que tras esto salgas al exterior, al sitio dónde entrenes y comiences con tu sesión de manera progresiva (de menos a más). Es decir, tendremos que adecuar a nuestro organismo para que esté al 100% como dijimos al inicio. El cuerpo irá cogiendo temperatura con el paso de los km y podrás exigirle más en función a ello. Es una locura salir fuerte desde el inicio de la sesión ya que podemos tener serios percances (problemas musculares, lesiones…).

Si usas pulsómetro debes saber que a bajas temperaturas las pulsaciones son más bajas de lo habitual. Y que ese frío en las manos no sólo es por las temperaturas exteriores sino porque el organismo reduce el riego sanguíneo en las extremidades y por tanto no alcance el calor deseado.

Puedes proteger tu cabeza (gorro o braga del cuello) para que no se escape el calor corporal y así tener una temperatura corporal más alta. Ten en cuenta que de la energía que va a producir tu cuerpo, destinará aproximadamente el 75% a mantener la temperatura y manteniendo la temperatura corporal (tapando las vías de escape) ayudaremos a gastar menos energía y por tanto, reducir fatiga.

La hidratación sean cuáles sean las condiciones del entrenamiento es de suma importancia para el rendimiento. Independientemente de que no sientas que estás sudando se va perdiendo líquido conforme vas entrenando y es por ello que debes seguir siendo constante con la reposición.

Por último, tras finalizar la sesión, debes inmediatamente realizar un cambio de ropa y abrigarte. La diferencia térmica al acabar el ejercicio puede producir resfriados innecesarios que con un poco de cautela pueden prevenirse.

¿Qué entrenamientos podrías hacer si no te ves para entrenar con frío y no “perder” mucho al forma?

Siguiendo el ejemplo del post ¿Qué entrenamientos hacer con el calor? Podríamos realizar ENTRENAMIENTO CRUZADO (si la opción es bicicleta, puede ser en rodillo en casa o estática).

Suerte con tus entrenos y competiciones y ¡a seguir disfrutando de cada zancada!

blog

 

 

Juan Pablo Gómez Martín

Entrenador Nacional Atletismo

Alto Rendimiento

@juanpacoach

http://www.entrenadoratletismo.com

PÍLDORAS PARA ENTRENAR (MEJOR) Y MEJORAR (MÁS)

¿Cómo podemos acercarnos a nuestros objetivos? ¿Cómo podemos hacer el camino que no lleva al objetivo más corto, en tiempo, o más placentero? ¿Cómo podemos estar cada vez más cerca de nuestra meta? ¿Desistiendo? ¿Pensando en fracaso? ¿Tirando la toalla?….

¿Trabajando? ¿Siendo positiv@? ¿Levantándome e intentándolo de nuevo? ¿Resilencia? ¿Constancia? ¿Actitud positiva?…

La actitud marca el progreso, la manera que tenemos de presentarnos al objetivo, de mirarlo cara a cara y de ir a por él mirándolo de frente sin agachar la cabeza. No vamos a conseguir nada sentadas, dormidos o llorando.

En la vida, y en el atletismo, nada es casualidad y todo pasa por algo. Pero es necesario que esas cosas que pasan sean en gran medida por ser tu elección, porque tú hayas decidido que sean así, porque tú hayas actuado para que sean de la manera que tú quieres que sean.

Para entrenar y mejorar, hace falta una pastilla, una píldora que te ayude a coger las riendas de tu progreso, esa píldora se llama compromiso.

entrenadoratletismo1

Compromiso contigo mism@, con el precio necesario que vas a pagar para conseguir tu recompensa. Con lo que estás dispuest@ a sacrificar para luchar por tu meta, lo que estás dispuest@ a poner a disposición del esfuerzo para acercarte con garantías a tu objetivo. Con lo que te quieres, te demuestras y eres capaz. Con tu autoestima, con tus límites, con tu zona de confort.

Compromiso con el entreno, con los días que vas a salir a correr, con los km planificados, con el gimnasio y los complementos, con el ritmo, con los progresivos, con las series.

Compromiso con tu entrenador, con el tiempo que te dedica, con el plan personalizado a tus características, con su implicación, su ilusión, su apoyo y su comprensión.

Compromiso con tu objetivo, lo que te mueve, te apasiona, te emociona, te hace vibrar y te saca sonrisas de esperanza.

NO importa lo que sueñes, lo que importa es lo que hagas.

Compromiso en términos de responsabilidad, de acciones que yo elijo libremente hacerme con ellas porque me da la gana, porque estoy 100% convencid@ que me van a acercar a aquello que quiero. Y sí, tomo la píldora y me responsabilizo totalmente de mis actos, de mis entrenos y de mis circunstancias. No pongo excusas, ni culpas.

Tengo el poder en mis manos (piernas) y voy hacer todo lo posible por conseguir lo que me proponga pase lo que pase.

Sin duda, esta es la pastilla mágica: una persona comprometida y motivada va a mil por hora.

¿Prefieres ir en taca taca?

#Cogelasriendas #Actúa #Puedesmásdeloquecrees #Cruzatulímite

cropped-blog.jpg

 

 

Juan Pablo Gómez Martín

www.entrenadoratletismo.com

@juanpacoach

Entrenador Nacional Atletismo

Alto Rendimiento Deportivo

 

LA RECUPERACIÓN POST-COMPETICIÓN

Has terminado tu carrera y has alcanzado el objetivo. Saboreas el éxito al cruzar la meta y la satisfacción, en forma de sonrisa, se apodera de ti.

img_6142

Vuelves a mirar el crono y si, lo has conseguido. Ha salido todo el trabajo realizado.

Ahora, toca ser inteligente y recuperar lo antes posible del esfuerzo para que tu cuerpo pueda estar preparado lo antes posible y puedas disfrutar de volver a correr como tanto nos gusta, sin molestias y buenas sensaciones.

Tras el esfuerzo, tus músculos se han ido degradando y has ido perdiendo los depósitos de “energía” que tenías acumulados. Están vacíos y es un momento crítico.

¿Sabes que los 30′ posteriores a terminar de correr son los más importantes para recuperar?

Se produce una fase conocida como “ventana metabólica”, el momento en el que el cuerpo absorve y asimila mejor y más eficiente los nutrientes. Por lo que en esos 30′ debes aprovechar para reponer en forma de líquido (agua, leche, sales, hidratos -geles-) y sólidos (plátanos, manzanas, pasas, orejones, fruta deshidratada, barritas). Muy importante los hidratos de carbono.

En esta fase, no recomiendo estirar en exceso (poco o nada) y si es posible, trotar 10′ suaves para eliminar las toxinas que pueda tener el músculo.

¿Llego tarde? ¿estás leyendo esto y hace más de 30′ que has terminado de correr/realizar esfuerzo?

No pasa nada. Sigue siendo importante la reposición, sólo que ahora el cuerpo es menos receptivo. Es cómo si ahora en vez de coger el 100% de lo que comes o bebes, el cuerpo coge el 60%. ¡no es poco!.

Comer hidratos (arroz, pasta, fruta, verdura) e introducir proteínas (pescados y carnes) y por supuesto, no dejar de beber bien y en abundancia las 8-10h posteriores. Aquí perseguimos entre otras cosas la reconstrucción muscular (proteína).

Dormir bien, es fundamental para terminar de recomponer el puzzle.

En cuanto a la vuelta a los entrenos, ¿qué podemos recomendar hacer? 

Yo suelo trabajarlo así:

DÍA POSTERIOR A LA CARRERA: Trote suave 8-10-12k suaves+ejercicios de fuerza no agresivos y sin peso (isométricos irá genial)

DÍA SIGUIENTE: Descanso

AL TERCER DÍA: Rodaje en progresión

AL CUARTO DÍA: Introduciríamos trabajo dónde prime la intensidad (entreno fuerte)

¡A por el siguiente reto!

cropped-blog.jpg

Juan Pablo Gómez Martín

www.entrenadoratletismo.com

@juanpacoach

Entrenador Nacional Atletismo

Alto Rendimiento Deportivo

 

¿A qué sabe el éxito?

Para entender esa sensación, tenemos que buscar dentro de nosotr@s mism@s, evadirnos de nuestro alrededor y pensar en lo que te hizo dar la primera zancada. Buscar el motivo que te empuja cada día a salir a entrenar, tener presente la meta que nos marcamos, los sinsabores de la hoja de ruta y el anhelo de esos días en que todo salía.

Tener presente el futuro que nos planteamos en el pasado. Lo soñamos, lo intentamos, lo trabajamos….

Tener delante la parte de atrás de nuestros sueños. Ese lado indomable que domina nuestra cabecita y que nos hace empujar y empujar hacia delante, seguir y seguir pese a todo, pese a todos.

Tener en la cabeza lo que hicieron nuestros pies. El trabajo que soportaron, los caminos que recorrieron, el tiempo que tardaron en hacerlo y cómo quedaron las zapatillas tras el esfuerzo.

Tener en mente lo que abarcaron tus manos. Agarraste con todas tus fuerzas las ilusiones y te lanzaste al abismo, persiguiendo aquello que decían que era imposible.

Tener en la conciencia la locura que te llevo a arrancar. ¿Por qué tú? ¿Por qué ese objetivo? ¿Por qué quieres hacerlo? ¿Qué quieres conseguir? ¿Para qué hacerlo? ¿Qué te aporta o qué te ha aportado? ¿Qué ha supuesto para ti lucharlo? ¿Qué has aprendido de todo esto? ¿En qué has cambiado? ¿Qué esfuerzos has hecho? ¿Qué día te costó más? ¿Cuánto llegaste a sufrir? ¿Merece la pena?

Tener el reflejo de la imagen real de tus seres queridos. Compartir con ellos, trasmitirles el sentimiento y la emoción.

img_6142

Tener el crono encendido. El de la vida, el de vivir. Ese que parece que juega en nuestra contra y consume tu tiempo cuándo al contrario es simplemente un amigo que te advierte que debes gastarlo en aquello que te hace feliz. Pica km, dale al start, al lap. Sonríele y que te vea envejecer feliz.

Tener la sensibilidad en alerta, para cruzar la meta y dedicarte ese instante. Para cuándo acabes aquello que empezaste, aquello que tanto costó, que tanto luchaste, que tanto sufriste y por lo que tanto sacrificaste, sepas pararte y disfrutar. GRITAR.

Ese instante, el que hace que se te escape la sonrisa enorme, el que hace que una emoción indescriptible recorra tu cuerpo y te invada, te bloquee, te colapse y te llene cómo jamás te había llenado algo antes. Ese momento, tuyo y sólo tuyo, es el éxito.

Tener el oído bien abierto y escuchar decir: “Ojalá esta sensación la pueda sentir todo el mundo al menos una vez en la vida”.

El éxito, está al alcance de tod@s nosotr@s. Y si quieres sentirlo, lucha. Trabaja duro. Cree en ti y sigue adelante cuándo los días malos llegen. Sólo están ahí para que cuándo alcancemos el momento que esperamos, nos invada esa sensación que “Ojalá la pueda sentir todo el mundo al menos una vez en la vida”.

cropped-blog.jpg

Juan Pablo Gómez Martín

www.entrenadoratletismo.com

@juanpacoach

Entrenador Nacional Atletismo

Alto Rendimiento Deportivo

INSTRUCCIONES PARA CORRER

Dejando de lado los motivos, atengámonos a la manera correcta de correr. Entendiendo por esta, una carrera que no ingrese en el escándalo, ni que de pie a la sonrisa, ni que insulte a los ojos, ni que con su paralela y torpe semejanza llegue a ser una marcha rápida, de esas de pierdo el bus o no llego a coger el tren.

david

La carrera llana u ordinaria consiste en el movimiento alternativo de piernas que viene acompañado del mismo movimiento de brazos, alterno, acompañado por un gemido suave y una sudoración progresiva, sobre todo al final.

Antes de correr, es recomendable realizar un calentamiento, aunque sea breve (5’) y estar pendiente de llevar bien atadas las zapatillas.

dsc_1784

Zapatillas en http://www.espaciorunner.com

La carrera comienza con unas ligeras vueltas sobre sí mism@ buscando señal GPS como quién busca OVNIS a su alrededor y se inicia con un piiii de fondo. Cuerpo erguido que va encorvándose con el paso de los minutos.

Para correr, estés en pretemporada, en competición o entrenando, dirije la imaginación hacia ti mism@ y si es imposible por haber contraído el hábito de creer en el mundo exterior, piensa en esos atletas que corren tanto, en esos que vemos por la tele, o en aquella carrera. Piensa en cómo entrenarán ell@s, en cómo sufrirán, en qué podrán estar haciendo ahora, a qué ritmo irán…. O piensa en el peñón de Gibraltar, o en el político de turno, o en la hipoteca, o la cara que tienen algun@s, en los perritos sueltos…. ahora seguro que irás más rápid@ ;-)… intenta relajarte, respirar y pensar en paisajes, lindos paisajes….

entrenadoratletismo

Llegado al punto en que estás corriendo, acuérdate que las piernas deben ir alternas, el cuerpo recto y los brazos acompañando y equilibrando el movimiento de piernas. La sonrisa puesta (aunque sea al revés), las manos semiabiertas y nuestra respiración controlada.

Preferentemente, corre por parques o superficies blandas. Duración media de la carrera, 45’. Hágalo 3-5 días a la semana y siempre 2-3h después de comer y vaya por sitios iluminados o lleve frontal. Si quieres, puedes hacer unos progresivos, unos estiramientos o unos abdominales para complementar tu trabajo e incluso tienes la opción de hacer un trabajo mixto/cruzado con bici o piscina.

Si vas a más, apúntate a alguna carrera o búscate un entrenador. La semana de competición no debe llevarte a la ansiedad. Un buen tapering, tras el trabajo de cuestas o fuerza, series y rodajes, te va a llevar a alcanzar tus objetivos y contar historias espectaculares.

foto8

Estas instrucciones se completan con la recomendación de que siempre debes intentar, disfrutar de correr.

entrenador-atletismo

NOTA.-Todos los que están en cursiva (y algunos más) puedes verlos en el blog.

blog

Juan Pablo Gómez Martín

www.entrenadoratletismo.com

@juanpacoach

Entrenador Nacional Atletismo

Alto Rendimiento Deportivo

EL SEÑOR GPS

Existe una controversia latente entre las personas que utilizan GPS en las carreras y los organizadores de las carreras homologadas, una dicotomía fácil de dirimir si atendemos a cuestiones puramente técnicas.

Una carrera homologada (con circuito homologado) es una prueba dónde una serie de técnicos han realizado unas mediciones a través de rueda de medir, que da exactamente la distancia a recorrer en la misma (por la línea que se ha medido). Esto es, que si competimos en una carrera que tiene un circuito homologado de 10k, de Media Maratón o de Maratón, esa prueba tiene esa distancia siempre y cuándo se hayan respetado las mediciones y señalizaciones (panel de medición de pruebas de ruta) del día que se llevó a cabo esa medición.

Es algo lógico, un circuito homologado es aquel que discurre por las mediciones que se hicieron para homologarlo. Ni un metro más ni un metro menos.

Es en estas pruebas y SÓLO en estas pruebas dónde podemos certificar nuestra marca real en esas distancias. Y aquí es dónde viene el “meollo” de la cuestión. Da igual lo que marque tu GPS, la distancia recorrido o el ritmo al que diga que hayas ido. Lo “único” que vale es el tiempo que hayas tardado desde el pistoletazo de salida hasta que cruzas la línea de meta.

NO VALEN LAS MARCAS…

No valen marcas de circuitos no homologados. Todos sabemos que hay Medias Maratones que tienen 18, 20 o 22km de recorrido y 10k de 9500m, es decir que lo único que tienen en común con las distancias oficiales es el nombre de la prueba pero no la distancia recorrida.

No valen las marcas que marque tu GPS. Correr una prueba de 10k y parar el reloj o “pensar” que tu marca de 10k es cuando el GPS marque la distancia 10.00k, te llevará a error. Esa distancia no es real y sólo hay que saber el funcionamiento estimativo de los GPS y el margen de error que dan (independientemente de las marcas o lo que cuesten, lo dan).

Según mis previsiones (y esto si es personal y también puede dar error;-)) suele estar en torno a 120-200m por cada 10k recorridos. Esto es que por cada 10.00k que marque el GPS, TE FALTARÍAN 120-200m para que realmente hayas recorrido esa distancia.

Como veis, si extrapolamos a una Media Maratón, ese error aumenta (en metros y tiempo).

EN CONTRA

También da error un GPS:

  • En parques cerrados
  • Cuándo corremos por las ciudades entre edificios
  • Cuándo entrenamos en la pista (* ahora explico)
  • Cuándo un circuito o un sendero tiene cuestas
  • Cuándo no ha cogido bien la señal

Quiero también hacer ver que estos errores son comunes y debemos saberlo, comprenderlo y asumirlo.

Quería explicar lo del tema pista porque es una cosa que me llama bastante la atención, el ver entrenar a personas con GPS dentro de la pista.

Una pista (homologada) mide 400m y está medida cada 100m. Si me propongo hacer un entrenamiento en pista, por ejemplo series de 1000, debo hacer 2 vueltas (2×400) y media (200) para completar la distancia (400+400+200) y no pararme cuándo el GPS pite el km (* Véase de nuevo el margen de error).

Os ilustro con una anotación que hizo Marc Roig (atleta de gran nivel que en la actualidad, además de correr para él, realiza las funciones de liebre en las mejores Maratones del mundo sin entrar a valorar el magnífico trabajo que realiza www.marcroigtio.com ) en su twitter describiendo cómo había funcionado su GPS en un entrenamiento en pista:

 

entrenador-atletismo

Todas las vueltas son en el mismo sitio, por tanto, ¿No debería salir una única línea en forma ovalada (en forma de pista de atletismo)?¿Por qué salen varias líneas si siempre ha pasado por el mismo sitio?

El ERROR del GPS se ilustra perfectamente.

No estoy en contra de los GPS, simplemente me limito a reflexionar sobre sus carencias/beneficios.

A FAVOR

Son muy buena opción para darnos orientaciones sobre los ritmos y distancias que trabajamos y van dando información de mejora o no si la mayoría de las veces entrenamos por los mismos lugares.

A la vez son de gran utilidad en caminos o en lugares nuevos que desconocemos las distancias. Por no hablar del aspecto psicológico y de cómo nos ayudan en lo mental a la hora de ir pensando en el siguiente km.

Sólo quería hacer reflexionar sobre este “pequeño” debate y cuándo nos encontremos ante una prueba homologada, nuestra marca –repito- será la que hagamos desde el pistoletazo de salida hasta que pasemos por la línea de meta.

cropped-blog.jpg

Juan Pablo Gómez Martín

www.entrenadoratletismo.com

@juanpacoach

Entrenador Nacional Atletismo

Alto Rendimiento Deportivo

 

EL SENTIMIENTO DE MEJORA

Os dejo unas reflexiones de Ángela Torrente (@AngelaKiros), una atleta que entreno, que nos muestra cómo comenzó en esto del Running y hace una valoración-reflexión de su experiencia sobre los 7 meses que llevamos entrenando juntos y sobre su primera victoria en una carrera.

Da unas claves importantísimas para la mejora de cualquier Runner:

GANAS DE MEJORAR

ASESORAMIENTO DE UN ENTRENADOR

DISCIPLINA

-CONTINUIDAD

FELICIDAD

-ENTRENA Y MEJORA

CONFIANZA

-SUEÑOS E ILUSIONES

Os dejo sus palabras, espero que os gusten:

Empecé a correr de forma casual ya que lo mío eran las caminatas; y fue entonces, cuando descubrí que las piernas y la cabeza me pedían un poco más. Intentaba salir tres días a la semana, empezaba caminando y terminaba corriendo; corría al tuntun sin método ni control alguno pero me picaba la curiosidad de poder hacerlo más controlado. (GANAS DE MEJORAR)

Estuve buscando en internet todo lo relacionado con este mundo y fue así cómo llegué a la página de mi entrenador: http://www.entrenadoratletismo.com (ASESORAMIENTO ENTRENADOR)

Me considero una persona muy disciplinada y competitiva por eso los entrenos que me planificaba los fui llevando a rajatabla; si bien es cierto que al principio me costó adaptarme porque estaba entrando en un mundo desconocido para mí pero mi afán de superación me llevaba cada día a cumplir los objetivos marcados. (DISCIPLINA)

Ahora que ya van siete meses desde esos primeros comienzos,  puedo decir que estoy asombrada de los logros, los resultados y los progresos que estoy empezando a disfrutar. (CONTINUIDAD)

Lo que un principio era duro o muy difícil, ahora a lo largo de estos meses, se está haciendo indispensable para mi salud mental y física; es sacrificado, pero ver cómo se completan los días y cómo compensan los resultados, me hace sentirme feliz. (FELICIDAD)

entrenadoratletismo

Fue hace dos años cuándo empecé con las carreras populares, iba simplemente a correr, a disfrutar. Con el paso de los días, de los entrenamientos, de las carreras, me daba cuenta que quería más, que quería hacerlo mejor. Ahí el entrenamiento planificado me ha ayudado un montón. (ENTRENA Y MEJORA)

Las primeras carreras que preparé con mi mister, me di cuenta que el tiempo y sobre todo el ritmo, era diferente. Había mejorado muchísimo respecto a las anteriores, pero sobre todo tengo que destacar la sensación de seguridad que tenía en mi cabeza, una confianza en mí misma que empezaba a crecer. (CONFIANZA)

Para mí era impensable llegar a conseguir un pódium o ganar una carrera. Mi meta estaba y sigue estando, en superarme un poquito cada día. Ahora, he de reconocer que la sensación de subirme a un podium, de oír mi nombre como ganadora absoluta y recibir un trofeo, es un sueño cumplido que compensa con creces el sacrificio que  hago día a día. Es un momento indescriptible en donde lo primero que piensas es: ESTO ES INCREIBLE, una sensación única, especial y tremendamente bonita. Piensas en lo que conseguiste y quien te ayudó a estar ahí porque sé que yo sola no podría haberlo hecho. Estoy SUPERFELIZ. (SUEÑOS E ILUSIONES)

angelapodium

cropped-blog.jpg

Juan Pablo Gómez Martín

www.entrenadoratletismo.com

@juanpacoach

Entrenador Nacional Atletismo

Alto Rendimiento Deportivo